June 14, 2011

5 ways to become happier Today

Question: What can people do each day to be happier?

Tal Ben-Shahar: The first thing to do to become happier, paradoxically, is to accept painful emotions, to accept them as a part of being alive. You know, there are two kinds of people who don’t experience painful emotions such as anxiety or disappointment, sadness, envy; two kinds of people who don’t experience these painful emotions. They are the psychopaths and the dead. So if we experience painful emotions at time, it’s actually a good sign. It means that we’re not a psychopath and we’re alive. The paradox is that when we give ourselves the permission to be human, the permission to experience the full gamut of human emotion. We open ourselves up to positive emotions as well.

Question: Are there specific things people can do?

Tal Ben-Shahar: Then I think — yeah. Some specific examples, exactly. The number one predictor of well-being of happiness is time, quality time, we spend with our family, friends, people we care about and who care about us. In our modern world, unfortunately this quality time is erroding. A very good predictor of well-being is what psychologist Tim Kasser calls time affluence. Time affluence is the thing that we have time to sit down and chat with our friends while — not while being on the phone at the same time or text messaging at the same time, being with that person. This is a better predictor.

Physical exercise contributes a great deal to happiness; in fact, there is research showing that regular exercise, three times a week for 30 to 40 minutes of aerobic exercise, could be jogging or walking or aerobics or dancing, three times a week of 30 to 40 minutes of exercise is equivalent to some of our most powerful psychiatric drugs in dealing with depression or sadness or anxiety. We’ve become a sedentary culture where we park our car next to our workplace or take the train and we don’t walk like our fore parents used to. Thousands of years ago our fore parents walked an average of eight miles a day. How far do we walk today? Well it depends on where we park our car. And we pay a high price for it because we weren’t made to be to sedentary. We were made to be physically active.

Question: How can we cultivate gratitude?

Tal Ben-Shahar: There are treasures of happiness all around us and within us. The problem is that we only appreciate them when something terrible happens. Usually when we become sick, we appreciate our health. When we lose someone dear to us, we appreciate our life. And we don’t need to wait. If we cultivate the habit of gratitude we can significantly increase our levels of happiness. So, for example, research by Robert **** and Mike McAuliffe shows that people who keep a gratitude journal, who each night before going to sleep write at least five things for which they are grateful, big things or little things, are happier, more optimistic, more successful, more likely to achieve their goals, physically healthier; it actually strengthens our immune system, and are more generous and benevolent toward others. This is an intervention that takes three minutes a day with significant positive ramifications.

Question: What happiness techniques are particularly important in today’s world?

Tal Ben-Shahar: Okay. Sorry. One of the most important things that we can do in our modern world is to simplify, to do less rather than more. The problem is that we try and cram more and more things into less and less time, and we pay a price. We pay a price in terms of the quality of the work that we do. We also pay a price in terms of the quality of relationships that we enjoy. So doing less — for example, switching our phone off for three hours when we get home, or not responding to every e-mail as it arrives, having what I call e-mail-free zones — these little things, simplifying our lives even slightly, can make a significant difference to our productivity as well as happiness.

June 13, 2011

La física cuántica confirma que creamos nuestra realidad

Durante décadas, los poderes de la mente han sido cuestiones asociadas al mundo “esotérico”, cosas de locos. La mayor parte de la gente desconoce que la mecánica cuántica, es decir, el modelo teórico y práctico dominante hoy día en el ámbito de la ciencia, ha demostrado la interrelación entre el pensamiento y la realidad. Que cuando creemos que podemos, en realidad, podemos. Sorprendentes experimentos en los laboratorios más adelantados del mundo corroboran esta creencia.

El estudio sobre el cerebro ha avanzado mucho en las últimas décadas mediante las “tomografías”. Conectando electrodos a este órgano, se determina donde se produce cada una de las actividades de la mente. La fórmula es bien sencilla: se mide la actividad eléctrica mientras se produce una actividad mental, ya sea racional, como emocional, espiritual o sentimental y así se sabe a qué área corresponde esa facultad.

Estos experimentos en neurología han comprobado algo aparentemente descabellado: cuando vemos un determinado objeto aparece actividad en ciertas partes de nuestro cerebro… pero cuando se exhorta al sujeto a que cierre los ojos y lo imagine, la actividad cerebral es ¡idéntica! Entonces, si el cerebro refleja la misma actividad cuando “ve” que cuando “siente”, llega la gran pregunta: ¿cuál es la Realidad? “La solución es que el cerebro no hace diferencias entre lo que ve y lo que imagina porque las mismas redes neuronales están implicadas; para el cerebro, es tan real lo que ve como lo que siente”, afirma el bioquímico y doctor en medicina quiropráctica, Joe Dispenza en el libro “¿y tú qué sabes?”. En otras palabras, que fabricamos nuestra realidad desde la forma en que procesamos nuestras experiencias, es decir, mediante nuestras emociones.

 jajah_quantum_calling 

La farmacia del cerebro

En un pequeño órgano llamado hipotálamo se fabrican las respuestas emocionales. Allí, en nuestro cerebro, se encuentra la mayor farmacia que existe, donde se crean unas partículas llamadas “péptidos”, pequeñas secuencias de aminoácidos que, combinadas, crean las neurohormonas o neuropéptidos. Ellas son las responsables de las emociones que sentimos diariamente. Según John Hagelin, profesor de física y director del Instituto para la ciencia, la tecnología y la política pública de la Universidad Maharishi, dedicado al desarrollo de teorías del campo unificado cuántico: “hay química para la rabia, para la felicidad, para el sufrimiento, la envidia…”

En el momento en que sentimos una determinada emoción, el hipotálamo descarga esos péptidos, liberándolos a través de la glándula pituitaria hasta la sangre, que conectará con las células que tienen esos receptores en el exterior. El cerebro actúa como una tormenta que descarga los pensamientos a través de la fisura sináptica. Nadie ha visto nunca un pensamiento, ni siquiera en los más avanzados laboratorios, pero lo que sí se ve es la tormenta eléctrica que provoca cada mentalismo, conectando las neuronas a través de las “fisuras sinápticas”.

Cada célula tiene miles de receptores rodeando su superficie, como abriéndose a esas experiencias emocionales. Candance Pert, poseedora de patentes sobre péptidos modificados y profesora en la universidad de medicina de Georgetown, lo explica así: “Cada célula es un pequeño hogar de conciencia. Una entrada de un neuropéptido en una célula equivale a una descarga de bioquímicos que pueden llegar a modificar el núcleo de la célula”.

Nuestro cerebro crea estos neuropéptidos y nuestras células son las que se acostumbran a “recibir” cada una de las emociones: ira, angustia, alegría, envidia, generosidad, pesimismo, optimismo… Al acostumbrarse a ellas, se crean hábitos de pensamiento. A través de los millones de terminaciones sinápticas, nuestro cerebro está continuamente recreándose; un pensamiento o emoción crea una nueva conexión, que se refuerza cuando pensamos o sentimos “algo” en repetidas ocasiones. Así es como una persona asocia una determinada situación con una emoción: una mala experiencia en un ascensor, como quedarse encerrado, puede hacer que el objeto “ascensor” se asocie al temor a quedarse encerrado. Si no se interrumpe esa asociación, nuestro cerebro podría relacionar ese pensamiento-objeto con esa emoción y reforzar esa conexión, conocida en el ámbito de la psicología como “fobia” o “miedo”.

Todos los hábitos y adicciones operan con la misma mecánica. Un miedo (a no dormir, a hablar en público, a enamorarse) puede hacer que recurramos a una pastilla, una droga o un tipo de pensamiento nocivo. El objetivo inconsciente es “engañar” a nuestras células con otra emoción diferente, generalmente, algo que nos excite, “distrayéndonos” del miedo. De esta manera, cada vez que volvamos a esa situación, el miedo nos conectará, inevitablemente, con la “solución”, es decir, con la adicción. Detrás de cada adicción (drogas, personas, bebida, juego, sexo, televisión) hay pues un miedo insertado en la memoria celular.

La buena noticia es que, en cuanto rompemos ese círculo vicioso, en cuanto quebramos esa conexión, el cerebro crea otro puente entre neuronas que es el “pasaje a la liberación”. Porque, como ha demostrado el Instituto Tecnológico de Massachussets en sus investigaciones con lamas budistas en estado de meditación, nuestro cerebro está permanentemente rehaciéndose, incluso, en la ancianidad. Por ello, se puede desaprender y reaprender nuevas formas de vivir las emociones.

Mente creadora

Los experimentos en el campo de las partículas elementales han llevado a los científicos a reconocer que la mente es capaz de crear. En palabras de Amit Goswani, profesor de física en la universidad de Oregón, el comportamiento de las micropartículas cambia dependiendo de lo que hace el observador: “cuando el observador mira, se comporta como una onda, cuando no lo hace, como una partícula”. Ello quiere decir que las expectativas del observador influyen en la Realidad de los laboratorios… y cada uno de nosotros está compuestos de millones de átomos.

Traducido al ámbito de la vida diaria, esto nos llevaría a que nuestra Realidad es, hasta cierto punto, producto de nuestras propias expectativas. Si una partícula (la mínima parte de materia que nos compone) puede comportarse como materia o como onda… Nosotros podemos hacer lo mismo.

La realidad molecular

Los sorprendentes experimentos del científico japonés Masaru Emoto con las moléculas de agua han abierto una increíble puerta a la posibilidad de que nuestra mente sea capaz de crear la Realidad. “Armado” de un potente microscopio electrónico con una diminuta cámara, Emoto fotografió las moléculas procedentes de aguas contaminadas y de manantial. Las metió en una cámara frigorífica para que se helaran y así, consiguió fotografiarlas. Lo que encontró fue que las aguas puras creaban cristales de una belleza inconmensurable, mientras que las sucias, sólo provocaban caos. Más tarde, procedió a colocar palabras como “Amor” o “Te odio”, encontrando un efecto similar: el amor provocaba formas moleculares bellas mientras que el odio, generaba caos.

Por último, probó a colocar música relajante, música folk y música thrash metal, con el resultado del caos que se pudieron ver en las fotografías.

La explicación biológica a este fenómeno es que los átomos que componen las moléculas (en este caso, los dos pequeños de Hidrógeno y uno grande de Oxígeno) se pueden ordenar de diferentes maneras: armoniosa o caóticamente. Si tenemos en cuenta que el 80% de nuestro cuerpo es agua, entenderemos cómo nuestras emociones, nuestras palabras y hasta la música que escuchamos, influyen en que nuestra realidad sea más o menos armoniosa. Nuestra estructura interna está reaccionando a todos los estímulos exteriores, reorganizando los átomos de las moléculas.

El valioso vacío atómico

Aunque ya los filósofos griegos especularon con su existencia, el átomo es una realidad científica desde principios de siglo XX. La física atómica dio paso a la teoría de la relatividad y de ahí, a la física cuántica. En las escuelas de todo el mundo se enseña hoy día que el átomo está compuesto de partículas de signo positivo (protones) y neutras (neutrones) en su núcleo y de signo negativo (electrones) girando a su alrededor. Su organización recuerda extraordinariamente a la del Universo, unos electrones (planetas) girando alrededor de un sol o núcleo (protones y neutrones). Lo que la mayoría desconocíamos es que la materia de la que se componen los átomos es prácticamente inexistente. En palabras de William Tyler, profesor emérito de ingeniería y ciencia de la materia en la universidad de Stanford, “la materia no es estática y predecible. Dentro de los átomos y moléculas, las partículas ocupan un lugar insignificante: el resto es vacío”.

En otras palabras, que el átomo no es una realidad terminada sino mucho más maleable de lo que pensábamos. El físico Amit Goswani es rotundo: “Heinsenberg, el codescubridor de la mecánica cuántica, fue muy claro al respecto; los átomos no son cosas, son TENDENCIAS. Así que, en lugar de pensar en átomos como cosas, tienes que pensar en posibilidades, posibilidades de la consciencia. La física cuántica solo calcula posibilidades, así que la pregunta viene rápidamente a nuestras mentes, ¿quién elige de entre esas posibilidades para que se produzca mi experiencia actual? La respuesta de la física cuántica es rotunda: La conciencia está envuelta, el observador no puede ser ignorado”.

¿Qué realidad prefieres?

El ya famoso experimento con la molécula de fullerano del doctor Anton Zeillinger, en la Universidad de Viena, testificó que los átomos de la molécula de fullerano (estructura atómica que tiene 60 átomos de cárbón) eran capaces de pasar por dos agujeros simultáneamente. Este experimento “de ciencia ficción” se realiza hoy día con normalidad en laboratorios de todo el mundo con partículas que han llegado a ser fotografiadas. La realidad de la bilocación, es decir, que “algo” pueda estar en dos lugares al mismo tiempo, es algo ya de dominio público, al menos en el ámbito de la ciencia más innovadora. Jeffrey Satinover, ex presidente de la fundación Jung de la universidad de Harvard y autor de libros como “El cerebro cuántico” y “El ser vacío”, lo explica así: “ahora mismo, puedes ver en numerosos laboratorios de Estados Unidos, objetos suficientemente grandes para el ojo humano, que están en dos lugares al mismo tiempo, e incluso se les puede sacar fotografías. Yo creo que mucha gente pensará que los científicos nos hemos vuelto locos, pero la realidad es así, y es algo que todavía no podemos explicar”.

Quizás porque algunos piensen que la gente “de a pie” no va a comprender estos experimentos, los científicos todavía no han conseguido alertar a la población de las magníficas implicaciones que eso conlleva para nuestras vidas, aunque las teorías anejas sí forman parte ya del dominio de la ciencia divulgativa.

Seguramente la teoría de los universos paralelos, origen de la de la “superposición cuántica”, es la que ha conseguido llegar mejor al gran público. Lo que viene a decir es que la Realidad es un número “n” de ondas que conviven en el espacio-tiempo como posibilidades, hasta que UNA se convierte en Real: eso será lo que vivimos. Somos nosotros quienes nos ocupamos, con nuestras elecciones y, sobre todo, con nuestros pensamientos (“yo sí puedo”, “yo no puedo”) de encerrarnos en una realidad limitada y negativa o en la consecución de aquellas cosas que soñamos. En otras palabras, la física moderna nos dice que podemos alcanzar todo aquello que ansiamos (dentro de ese abanico de posibilidades-ondas, claro).

En realidad, los descubrimientos de la física cuántica vienen siendo experimentados por seres humanos desde hace milenios, concretamente, en el ámbito de la espiritualidad. Según el investigador de los manuscritos del Mar Muerto, Greg Braden, los antiguos esenios (la comunidad espiritual a la que, dicen, perteneció Jesucristo) tenían una manera de orar muy diferente a la actual. En su libro “El efecto Isaías: descodificando la perdida ciencia de al oración y la plegaria”, Braden asegura que su manera de rezar era muy diferente a la que los cristianos adoptarían. En lugar de pedir a Dios “algo”, los esenios visualizaban que aquello que pedían ya se había cumplido, una técnica calcada de la que hoy se utiliza en el deporte de alta competición, sin ir más lejos. Seguramente, muchos han visto en los campeonatos de atletismo cómo los saltadores de altura o pértiga realizan ejercicios de simulación del salto: interiormente se visualizan a sí mismos, ni más ni menos que realizando la proeza. Esta técnica procede del ámbito de la psicología deportiva, que ha desarrollado técnicas a su vez recogidas del acervo de las filosofías orientales.

La moderna Programación Neurolingüística, usada en el ámbito de la publicidad, las relaciones públicas y de la empresa en general, coincide en recurrir al tiempo presente y a la afirmación como vehículo para la consecución de los logros. La palabra sería un paso más adelante en la creación de la Realidad, por lo que tenemos que tener cuidado con aquello que decimos pues, de alguna manera, estamos atrayendo esa realidad.

La búsqueda científica del alma

En las últimas décadas, los experimentos en el campo de la neurología han ido encaminados a encontrar donde reside la conciencia. Fred Alan Wolf, doctor en física por la universidad UCLA, filósofo, conferenciante y escritor lo explica así en “¿Y tú qué sabes?” de la que se espera la segunda parte en pocos meses: “Los científicos hemos tratado de encontrar al observador, de encontrar la respuesta a quién está al mando del cerebro: sí, hemos ido a cada uno de los escondrijos del cerebro a encontrar el observador y no lo hemos hallado; no hemos encontrado a nadie dentro del cerebro, nadie en las regiones corticales del cerebro pero todos tenemos esa sensacion de ser el observador”. En palabras de este científico, las puertas para la existencia del alma están abiertas de par en par: “Sabemos lo que el observador hace pero no sabemos quién o qué cosa es el observador”.

Hoy recuperadas por la física cuántica, muchas de estas afirmaciones eran conocidas en la Antigüedad, como en el caso del “Catecismo de la química superior”, de Karl von Eckartshausen.

(Source: rafapal.com)

May 17, 2011

Thích Quảng Đức [1963]

Thích Quảng Đứcc was a Vietnamese Buddhist monk who burned himself to death at a busy Saigon intersection on June 11, 1963. His act of self-immolation, which was repeated by others, was witnessed by David Halberstam, a New York Times reporter, who wrote:
" I was to see that sight again, but once was enough. Flames were coming from a human being; his body was slowly withering and shriveling up, his head blackening and charring. In the air was the smell of burning human flesh; human beings burn surprisingly quickly. Behind me I could hear the sobbing of the Vietnamese who were now gathering. I was too shocked to cry, too confused to take notes or ask questions, too bewildered to even think…. As he burned he never moved a muscle, never uttered a sound, his outward composure in sharp contrast to the wailing people around him."


Thich Quang Duc pic 10

May 14, 2011

Steve Jobs, su discurso más famoso

steve jobs Steve Jobs, su discurso más famoso

"Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para escalar un árbol, creerá toda su vida que es un estúpido" Albert Einstein dixit.

Hoy quiero recuperar un discurso que Steve Jobs dió en 2005 a la promoción de graduados de la Universidad de Stanford. Muchos de vosotros ya lo habréis visto, otros lo descubrirán ahora por primera vez y espero que todos lo disfrutéis como yo lo he disfrutado. Y es que en el breve espacio de 14 minutos este hombre da un mensaje que bien puede significar un cambio en la vida de muchos. Tenéis que verlo, es un tiempo bien invertido.

¿Cuántas veces hemos seguido el camino marcado por otros en lugar de buscar el nuestro propio? ¿Cuántas veces no hacemos caso a nuestra intuición por hacer lo que nos dicen los demás? ¿Eres realmente feliz con lo que haces y lo que tienes o te conformas con tu situación por el miedo al cambio?

Encuentra lo que realmente te gusta hacer y hazlo. No te conformes. Todo cobra sentido con el paso de los años. No gastes tu tiempo viviendo la vida de otro. Sigue tu intuición. “Stay hungry, stay foolish”.

May 8, 2011
May 3, 2011

Ahora es el momento

Ahora es el momento de hacer lo que más quieres.

No esperes al lunes, ni esperes a mañana.

Que no aumente en ti la caravana

de sueños pisoteados. Ya no esperes.

No reprimas por miedo o cobardía.

No postergues la vida con más muerte,

y no esperes nada más de la suerte

que no hay más que tu tesón y tu energía.

Si tu sueño es hermoso dale forma

como esculpe el arroyo la ribera;

como el viento que vive y se transforma.

Y para que todo resulte a tu manera,

redacta para ti mismo tu norma

y convierte tu otoño en primavera.

E.J. Malinowski

May 1, 2011

Ser natural

Estar en el presente y tener presencia.

Cuando tienes presencia, cualquier cosa que hagas será fluida y funcionará. A esto se le llama estar fuera de tu cabeza. Cuando no estás en el presente, estás pensando en las cosas dentro de tu cabeza, estás ‘sobre-pensando’ las cosas y forzándolas, calculando todos tus movimientos y actuando de acuerdo a las normas sociales. Estar en el presente es mostrando el verdadero ser natural que tienes en el interior.

Presencia es acerca de estar sin pensar las cosas dos veces y sin calcular ninguno de tus movimientos. Te comportas sin condicionamientos y solo siguiendo tus instintos con convicción. 

El condicionamiento social siempre estará atando tus habilidades para estar en el presente. Pero una vez que entres en el comportamiento correcto de estar fuera de tu mente, actuarás sin miedo ni ataduras, porque tus miedos no van a tener ni lugar ni tiempo para comprometer tus comportamientos naturales.

Cuando estás en el presente estás completamente fuera de tu mente y no estás dedicando ningún esfuerzo en pensar las cosas ni en calcular tus movimientos. No intentarás impresionar a nadie sino seguir y expresar tus instintos e intenciones. Te comportas 100% con autenticidad, y estarás alineado con quien eres, naturalmente, con tu verdadero ser.

La imperfección es auténtica.

Deberías actuar de acuerdo a tus instintos naturales y luego tratar con cualquier repercusión que venga por lo que dijiste, esto es auténtico. Además la noción de perfección es subjetiva.

Entonces deberías hacer las cosas siguiendo tus intenciones e instintos superando cualquier objeción o calibración que los demás te quieran hacer, confirmando que tienes una realidad fuerte cuando interactúas con los demás. Ser imperfecto y responder en tiempo real, estando en el presente, confirma tu alto valor como una función de que estás alineado con tu verdadero yo interno.

Cuando estás en el presente, puedes comprender de una manera mejor el matrix social, respondiendo en vez de reaccionando, dándote una mayor intuición social. Este punto de vista natural del matrix social te da una visión más clara de toda la interacción. Esta intuición social te ayudará a tomar mejores decisiones y a comprender en tiempo real las situaciones que ocurren cuando las personas interactúan, permitiéndote ser tú mismo y que no te afecte nada emocionalmente.

Finalmente, estar en el presente es estar conectado con el mundo. Cuando no estás en el presente estás en tu mente pensando las cosas calculando tus movimientos, creando mundos fantasiosos, alimentando tu ego. Imponiendo barreras entre el mundo real y tú. Te sientes desconectado del mundo de la misma manera en que el mundo se desconecta de ti. Cuando estás en el presente, en el momento, todo fluye de manera correcta, y te conectas con el mundo, y puedes conectar emocionalmente con cualquier persona con la que interactúes.

Cuando estás en el presente caminas por el mundo con facilidad, nada entra a tu mente ni está en tu contra, te sientes con confianza y que puedes hacer todo, sientes que tienes un gran poder.

-RSD

April 25, 2011
April 20, 2011

Never ever give up.

Abraham Lincoln

Born into poverty, Lincoln was faced with defeat throughout his life. He lost eight elections, twice failed in business and suffered a nervous breakdown.

He could have quit many timesbut he didn’t and because he didn’t quit, he became one of the greatest presidents in the United States history.

Here is a sketch of Lincoln’s road to the White House:

1816 His family was forced out of their home. He had to work to support them.

1818 His mother died.

1831 Failed in business.

1832 Ran for state legislature – lost.

1832 Also lost his job – wanted to go to law school but couldn’t get in.

1833 Borrowed some money from a friend to begin a business and by the end of the year he was bankrupt. He spent the next 17 years of his life paying off this debt.

1834 Ran for state legislature again – won.

1835 Was engaged to be married, sweetheart died and his heart was broken.

1836 Had a total nervous breakdown and was in bed for six months.

1838 Sought to become speaker of the state legislature – defeated.

1840 Sought to become elector – defeated.

1843 Ran for Congress – lost.

1846 Ran for Congress again – this time he won – went to Washington and did a good job.

1848 Ran for re-election to Congress – lost.

1849 Sought the job of land officer in his home state – rejected.

1854 Ran for Senate of the United States – lost.

1856 Sought the Vice-Presidential nomination at his party’s national convention – get less than 100 votes.

1858 Ran for U.S. Senate again – again he lost.

1860 Elected president of the United States.

April 8, 2011

A la puta que se llevó mis poemas

Algunos dicen que debemos eliminar del poema

los remordimientos personales,

permanecer abstractos, hay cierta razón en esto, pero

¡Por Dios!

¡Doce poemas perdidos y no tengo copias!

¡Y también te llevaste mis cuadros, los mejores!

¡Es intolerable!

¿Tratas de joderme como a los demás?

¿Por qué no te llevaste mejor mi dinero? Usualmente

lo sacan de los dormidos y borrachos pantalones enfermos en el rincón

La próxima vez llévate mi brazo izquierdo o un billete 

de cincuenta, pero mis poemas no.

No soy Shakespeare

pero puede que algún día ya no escriba más,

abstractos o de los otros;

Siempre habrá dinero y putas y borrachos

hasta que caiga la última bomba,

pero como dijo Dios,

cruzándose de piernas:

"veo que he creado muchos poetas

pero no tanta poesía”

-Charles Bukowski

April 1, 2011

Alan Roger: the iron balls man.

  • (Towards the end of the meeting)
  • Her: "Alan ... I'm so glad to have you as the featured author at our event..."
  • Me: "Look forward to it."
  • Her: "So ... just out of curiosity ... how do most women you meet respond to you being so upfront and candid about your desire to ... uhm ... (blushes a bit) ... you know ..."
  • Me: "My desire to fuck them?"
  • Her (giggles): "Yes. Have you ever been slapped or cursed out?? When you just come right out and say bold, X-rated things to women?"
  • Me: "Slapped? No. Never. Cursed out? (laughs) Yes. I would call it 'harshly criticized' ..."
  • Her: "That's what I would expect."
  • Me: "Why would you automatically expect a negative reaction more so than a positive response?"
  • Her: "Because most women I know don't like to be sexually straightforward with men ... and they don't like men to be sexually straightforward with them..."
  • Me: "Why? Be specific..."
  • Her: "Because most women find it crass, disrespectful, inappropriate, or even insulting...."
  • Me: "Why though ... be specific ...."
  • Her: "For starters, most women don't like to be perceived as 'promiscuous' or 'whores'. Not all women are sluts..."
  • Me: "So because I'm upfront about the fact that I want to have sex with you, that automatically makes you a 'promiscuous whore' or a 'slut'?? Do you define yourself ... or are you defined by how you assume I perceive you to be..."
  • Her (giggles): "Good question Alan. I know who I am ... I know I'm not a 'whore' or a 'slut'.'"
  • Me: "Okay. Then what's the real issue."
  • Her: "I guess ... when a man is upfront about his desire to ... uhm ... fuck me ... then that eliminates opportunities for other types of interactions..."
  • Me: "Such as..."
  • Her: "You know. I might want to be 'just friends' with that guy. I might want to be his bowling partner. I might want to be his drinking buddy. I might want to be his business partner. Lots of things."
  • Me: "Then why not just say, 'I'm not interested in you sexually right now. Sorry, but I'm just not. But I would still like to maintain a platonic friendship with you.' That solves that...."
  • Her: "Well ... sort of ...."
  • Me: "What do you mean, 'sort of'..."
  • Her: "Well, if you tell a guy you have absolutely no interest in having sex with him ... 90% chance, he's going to leave you alone. Assuming sex was his #1 objective."
  • Me: "So. If he's interested in having sex with you, but you're not .... why not make that clear, and if he leaves you alone and ceases his interactions with you ... so what?"
  • Her: "All women want guys that they can just hang out with ... without any sexual expectations ..."
  • Me: "Without any sexual expectations on your end, or their end? Why not make it crystal clear that you have no sexual interest in them, and take it from there...."
  • Her: "I already told you! The man will then leave you alone! He won't talk to you on the phone or hang out with you [socially]!"
  • Me: "Why should he? That man, if he's single, needs to be out with a woman who he's dating or fucking. Why waste time with 'platonic' female friends...."
  • Her: "So you're 'anti-platonic' friendship, huh..."
  • Me: "I didn't say that. If you're interacting with a man who you have no sexual interest in ... and you know for a 100% fact that this man has no sexual interest in you .... then that's cool. That's a genuine platonic friendship. But if you're not interested in having sex with him .... but he's interested in dating you, or having sex with you, then it is manipulative of you to maintain that 'friendship', if that's what you want to call it...."
  • Her: "How is that manipulative?"
  • Me: "Because what you're essentially doing is ... you're holding up the possibility of sex in the future as sort of a 'carrot on a stick'. That guy ... Ralph, Brian, Bobby, whoever ... will continue to talk to you, and hang out with you, with the faint hope that 'one day' he might end up fucking you.That's manipulative on your part. You should tell him upfront, 'I don't have any interest in you sexually at this particular point in time. If that means you're going to leave me alone now, then so be it.'...."
  • Her: "Alan ... it's obvious you don't know women as well as I thought you did ...."
  • Me: "I beg to differ."
  • Her: "No woman is ever going to burn her bridges like that. If a woman says something like that, she's eliminating her opportunities for further ..."
  • Me (abruptly cutting her off): "... manipulation. Plain and simple. If a man thinks he 'might' fuck you sometime in the future, he's going to be more willing to flatter you ... more willing to 'wine & dine' you ... more willing to engage in 'trivial small talk' with you .... more willing to waste time hanging out with you socially. That man is looking to be 'rewarded' with your romantic and/or sexual companionship, and you know it."
  • Her: "Well ... I disagree ... but let's say you are right. What is so wrong with getting a guy to be friends with me by not closing the door on the idea of him having sex with me?"
  • Me: "It's obvious you don't know men as well as I thought you did. The reason you have misogynists, rapists, and serial killers of women is in part because of women who mislead men, manipulate them, and toy with their feelings and expectations."
  • Her: "Well, who knows ... maybe I learned something today."
  • Me: "No 'maybe' to it ... I just dropped knowledge on you today. But deep-down, you knew the truth anyway. I gotta go..."
March 26, 2011
Veo mucho  potencial, pero está desperdiciado. Toda una generación trabajando en  gasolineras, sirviendo mesas, o siendo esclavos oficinistas.La  publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos  para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la  historia, desarraigados y sin objetivos, no hemos sufrido una gran  guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual,  nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que  nos hizo creer que algún día seríamos millonarios, dioses del cine, o  estrellas del rock. Pero no lo seremos, y poco a poco lo entendemos, lo  que hace que estemos muy cabreado.
-Brad Pitt

Veo mucho potencial, pero está desperdiciado. Toda una generación trabajando en gasolineras, sirviendo mesas, o siendo esclavos oficinistas.La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos, no hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seríamos millonarios, dioses del cine, o estrellas del rock. Pero no lo seremos, y poco a poco lo entendemos, lo que hace que estemos muy cabreado.

-Brad Pitt


(Source: xhovitt)

March 25, 2011

La psicología del león

Piensa en un león. ¿Qué crees que hace cuando se le escapa una gacela? Exacto: va a por otra. ¿Y sabes qué? Esa gacela que se le ha escapado le está dando una experiencia que no tiene precio. Le servirá para ir perfeccionando sus habilidades de cazador. 

BE A LION MY FRIEND :^)

ONE LOVE

I like it, you like it. You want it, I GOT IT